Área de prevención del cáncer oral

“Todas las ventajas de la detección precoz del cáncer oral revelando lesiones que a simple vista no se pueden detectar.”

El cáncer oral afecta con mayor frecuencia a la lengua y los labios, pero se puede presentar en cualquier parte de la boca, como el revestimiento de las mejillas, el suelo de la boca, las encías y el paladar.

La mayoría de los cánceres orales son carcinomas escamocelulares, muy agresivos y tienden a diseminarse rápidamente. La mortalidad por cáncer oral es muy alta, en parte porque se suele diagnosticar demasiado tarde. Cuando el cáncer ya está muy avanzado el tratamiento es complicado y mutilante. Sin embargo, si se diagnostica de forma precoz la proporción de pacientes que sobreviven es muy alta.

Las revisiones periódicas ayudarán a un diagnóstico precoz. En Clínica Dental Wallner, además de un riguroso examen del interior de la boca y de la palpación del cuello para detectar bultos sospechosos, utilizamos el registro de autofluorescencia de los tejidos humanos. Las modificaciones malignas y premalignas inician debajo de la superficie de la piel o de la mucosa, en la capa basal. En este estadio inicial no se puede detectar ninguna anomalía con el ojo humano. La autoflourescencia de los tejidos humanos fue desarrollada por la British Columbia Cancer Agency, en colaboración con MD Anderson Cancer Center, y se basa en la visualización directa de la fluorescencia del tejido y sobre las modificaciones que aparecen en presencia de anomalías. Es decir, revela lesiones muy incipientes que a simple vista no se pueden detectar.

De acuerdo con La British Columbia Cancer Agency, recomendamos realizar esta revisión una vez al año a partir de los 18 años de edad. Sin embargo, si el paciente presenta algún factor de riesgo añadido, como ser fumador, se recomienda una revisión cada 6 meses.